Informe Uruguay

¿Qué buscas en Informe Uruguay?

NEWSLETTER GRATUITO





SEMANARIO INFORME URUGUAY ¿QUIÉNES SOMOS?

MENSAJES DE LA REDACCIÓN

STAFF

SITIOS AMIGOS


Cómo el Proteccionismo Verde perjudica la forestación sustentable, el medio ambiente y la pobreza mundial. Featured

AUTOR  Artículos levantados
Rate this item
(2 votes)

Las medidas proteccionistas impuestas a la industria forestal son un ejemplo de las políticas que afectan negativamente a la capacidad de los países en desarrollo para competir en los mercados globales. También socavan la capacidad de los países en desarrollo a aplicar las prácticas forestales sostenibles - tales como la sustitución de los árboles talados sin alterar la biodiversidad del bosque. Por otra parte, el proteccionismo verde interfiere con el desarrollo de las economías emergentes, lo que perpetúa la pobreza en el mundo en desarrollo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Artículo de Marcelo Andrés Ostria

 

 

 

Las medidas proteccionistas impuestas a la industria forestal son un ejemplo de las políticas que afectan negativamente a la capacidad de los países en desarrollo para competir en los mercados globales. También socavan la capacidad de los países en desarrollo a aplicar las prácticas forestales sostenibles - tales como la sustitución de los árboles talados sin alterar la biodiversidad del bosque. Por otra parte, el proteccionismo verde interfiere con el desarrollo de las economías emergentes, lo que perpetúa la pobreza en el mundo en desarrollo.

Deforestación - limpieza de terrenos forestales y su conversión en tierras agrícolas o de pastoreo para el ganado - es un grave problema en los países en desarrollo. La protección de los bosques de las prácticas de tala sin licencia es un imperativo. Pero el uso de estas preocupaciones para dar una ventaja injusta a los proveedores nacionales sobre los suministros extranjeros es intolerable.

 

 

Restringir el comercio de productos forestales

 

 

Los esfuerzos de la Unión Europea (UE) para reducir las importaciones de productos forestales de los países productores de madera extranjeros a la misma comenzaron en 2003 con la aplicación de las leyes, gobernanza forestal y el Plan de Acción del Comercio (FLEGT) de la UE. El plan requiere acuerdos de asociación voluntaria (VPA) entre países en desarrollo y la Unión Europea para garantizar un compromiso mutuo para la compra de sólo "madera talada legalmente", un término que aún no ha sido adecuadamente definido.1 Bajo este esquema, las importaciones de madera a la UE de un país que no sea titular de un permiso de VPA fue prohibida como presunto "tala ilegal", cuya definición depende de las leyes del país exportador. En 2008, la UE impuso una "Directiva de Debida Diligencia" adicional reguladora de los importadores europeos de productos de pulpa y papel, la ampliación de la jurisdicción de los funcionarios de la UE para determinar lo que constituye la madera legal. En 2010, el Parlamento Europeo votó a favor de cerrar sus mercados a la madera ilegal e imponer sanciones pronunciadas en cualquier desarrollo productor mundial que suministra madera talada ilegalmente en cualquier lugar. La UE ha adoptado tres normas fundamentales para impedir la producción y el comercio de madera ilegal: 2


1 Por primera vez, la Unión Europea prohibió la importación de toda la madera talada ilegalmente y productos derivados de esa madera.
2 Las empresas que la UE ha requerido aprovechamiento de madera (llamados operadores) para ejercer la "diligencia debida".
3 Después de que los productos forestales se comercializan, los operadores deben llevar registros de sus clientes y proveedores para que los productos puedan ser rastreados.

La regulación de diligencia debida de la UE fue diseñada para forzar a los operadores de la madera a reducir el riesgo de que la madera talada ilegalmente acabe en el mercado de la UE. Los tres elementos clave de la debida diligencia son: 3

1 El operador de la madera debe proporcionar información que describa la madera, el país de la cosecha, las especies y la cantidad, y dar detalles sobre el proveedor y su cumplimiento con el país de la ley forestal de origen.
2 El operador debe evaluar el riesgo de madera ilegal entrar en su cadena de suministro, con base en los criterios establecidos por la Unión Europea.
3 Si la evaluación pone de manifiesto el riesgo de madera ilegal en la cadena de suministro, el adjudicatario deberá suministrar información y verificación para mitigar el riesgo.

 

Sin embargo, expertos de los Estados miembros de la UE, los miembros del Comité FLEGT y actores de la industria han reconocido que el Reglamento de Madera de la UE necesita más clarification.4 Las acciones de la UE recibieron el apoyo de las organizaciones ambientales no gubernamentales (ONG) - los grupos de defensa sin fines de lucro, como la Fundación Mundial para la Naturaleza (WWF), Amigos de la Tierra y Global Forest Watch. Sin embargo, estas organizaciones se han basado en los datos obsoletos de 1990 en el sector forestal en los países en desarrollo, y tienden a repetirlo de un informe a otro sin ningún tipo de nueva y mejorada data.5 Por ejemplo, algunas organizaciones no gubernamentales han afirmado que la mitad de la producción de madera en Camerún es ilegalcifra que se remonta remonta a un informe de 2001, con una clara metodología o evidencia.6 Otros estudios indican que la producción ilegal de madera en Camerún estaba más cerca de un 9 por ciento - mucho menos que demanda ONG de 50 ciento.7 De hecho, no existe una metodología ampliamente aceptada para medir la tala ilegal, no hay datos fiables, y no existe una definición internacional establecida de la tala ilegal. 8

 


Impacto de las restricciones al comercio de los países en desarrollo

 

 

 

Las restricciones al comercio, como las impuestas por el Plan de Acción FLEGT y los acuerdos de asociación voluntarios, han tenido un impacto negativo en las economías en desarrollo. La investigación ha demostrado: 9

  • Se prevé un descenso del 10 por ciento las cosechas forestales en seis países con acuerdos VPA - Rusia, China, Brasil, Vietnam, Bielorrusia y Ucrania.
  • En las cosechas se prevé un descenso del 20 por ciento en otros seis países con acuerdos VPA - Indonesia, Malasia, Filipinas, Gabón, Camerún, Congo y Ghana.

Estas proyecciones se basan en el objetivo de la regulación de eliminar la tala ilegal en 2020. Hasta la fecha, no hay pruebas claras de que los AAV han reducido la tala ilegal.
La forestación es fundamental para el desarrollo económico y el éxito de los países más afectados por las restricciones comerciales. Además, la mayoría de la fuerza laboral en los países en desarrollo está en el sector agrícola, incluidas las empresas relacionadas con los bosques, por lo tanto, una reducción en la actividad forestal tendrá graves consecuencias económicas. Estas restricciones comerciales muestran poco respeto por el bienestar de las comunidades pobres de los países en desarrollo, donde la población está creciendo de manera constante. Tampoco se valora la libre competencia de un mercado cada vez más globalizado. Además, los productores de los países desarrollados que apoyan medidas proteccionistas riesgo de irritar a los consumidores en los mercados emergentes. 10 Esto podría llevar a restricciones de represalia comercial de los países en desarrollo.

 

La protección de los proveedores nacionales

 

 


Los Estados Unidos también han aplicado medidas proteccionistas forestales bajo una apariencia verde. Las enmiendas a la Ley Lacey - originalmente escrita para prohibir el comercio interestatal e internacional de vida silvestre capturada ilegalmente - fueron ampliadas en 2008 para defender las especies vegetales protegidas, incluidos los árboles.11 La Ley Lacey obliga efectivamente a cualquier comprador en EE.UU. para demostrar que toda la madera importada o fibra de madera ha sido revisada para asegurarse de que no contiene especies de árboles ilegales. Además:


  • Las enmiendas a la Ley Lacey exponen terceros - sin control o incluso el conocimiento de las prácticas extranjeras - a la posible confiscación de bienes.
  • El Acta beneficia a los proveedores de madera nacionales introduciendo el riesgo de gobierno confiscar los productos importados de los pequeños errores de registros de proveedores extranjeros - dando a las empresas de productos de madera un incentivo importante para encontrar proveedores nacionales, incluso cuando los precios son más altos.


Las enmiendas a la Ley Lacey fueron fuertemente apoyados por la industria maderera norteamericana. La ley permite al gobierno confiscar madera importada bajo una mera sospecha de que fue talada ilegalmente, independientemente de si el actual propietario tenga conocimiento de la transgresión posible. Un buen ejemplo en EE.UU. de incautación estatal de bienes se produjo en 2011, cuando 30 agentes federales con armas y chalecos antibalas irrumpieron en una fábrica de la guitarra Gibson en Tennessee. La incursión envió efectivamente a los trabajadores a casa y cerró la producción. Los agentes confiscaron cajas de materias primas y cerca de 100 guitarras - en última instancia, costando a la compañía hasta US $ 3 millones. 12

En el caso de las guitarras Gibson Guitar, sin embargo, la compañía afirmó que la madera pasa por la aduana en EE.UU. con éxito porque las autoridades indias proporcionaron declaraciones juradas aprovando el envío. El proveedor indio fue certificado por el Forest Stewardship Council (FSC) - una organización no gubernamental que promueve la gestión responsable de los bosques del mundo. La certificación significa que la madera fue cosechada en cumplimiento con todas las leyes aplicables y los tratados internacionales, incluidas las normas laborales. Por ejemplo, si la producción de la cosecha emplea los niños bajo edad legal para trabajar en ese país, esto sería una violación directa de la ley de ese país y no pasaría los estándares FSC.

 

 


Socavando los esfuerzos de desarrollo sostenible

 

 

Los países en desarrollo tienen el conocimiento localizado necesario y la capacidad para proteger la biodiversidad y supervisar las políticas forestales sostenibles. Por ejemplo, Brasil y Malasia han liderado el movimiento para poner en práctica proyectos de gestión forestal sostenible y la certificación a nivel nacional de terceros.
En Malasia, la certificación surgió a través de iniciativas directas del Departamento Forestal del Estado, los acuerdos bilaterales para la gestión sostenible de los bosques entre el Departamento Forestal del Estado y los cuerpos extrangeros, y el interés de los concesionarios forestales comerciales - empresas con contratos para gestionar y madera de la cosecha de una determinada área.13 por otra parte, la certificación es en gran parte impulsado por el mercado debido a un estímulo competitivo en los mercados internacionales para certificar madera talada legalmente, y promueve la gestión forestal sostenible en las economías en desarrollo. Malasia ha adoptado por lo menos dos programas de certificación acreditados: uno del Consejo de Administración Forestal y el otro del Consejo Malayo de Certificación de la Madera, los cuales cuentan con el apoyo de las partes interesadas del gobierno y del sector privado.
En Brasil, la preocupación acerca de la responsabilidad de las empresas para con la sociedad, el deseo de competir en los mercados mundiales y la preocupación por la imagen de Brasil han estimulado la certificación y la gestión sostenible de los bosques desde mediados de la década de 1990. Brasil también ha aceptado al menos dos programas de certificación acreditados - un uno independiente del FSC y un esquema dirigido por el gobierno nacional de certificación forestal, el Programa de Certificación Forestal Nacional de Brasil (Cerflor).14 Cerflor sigue normas similares a las establecidas por el FSC en Brasil y algunas empresas ya han comenzado a adoptar los estándares.

 

 

 

 

Conclusión

 


Bajo el pretexto de proteger el medio ambiente, el proteccionismo verde beneficia a los proveedores nacionales, mientras inhibe de los países en desarrollo de explotar de manera eficiente sus recursos naturales. Estas medidas proteccionistas contradicen las normas de la Organización Mundial de Comercio que prohíbe la discriminación contra los productos de comercio exterior, y que también socavan el desarrollo forestal sostenible y la gestión de las economías en desarrollo. Por otra parte, hasta métodos prácticos se encuentren disponibles para identificar el origen geográfico de la madera, el gobierno no debe dar una ventaja competitiva injusta para los proveedores de madera nacionales. Una parte significativa de la fuerza de trabajo en muchos países en desarrollo se dedican a la producción de productos forestales. Restricciones al comercio de productos forestales bloquearán la creación de empleo y perpetuar la pobreza en el mundo en desarrollo.

 

 

Marcelo A. Ostria es un investigador asociado de la National Center for Policy Analysis.

 

 

 

NOTAS FINALES

 

1. European Commission, “FLEGT Voluntary Partnership Agreements (VPAs),” June 2012. Available at http://ec.europa.eu/environment/forests/flegt.htm. Access verified April 18, 2013.
2. European Commission, “Timber Regulation,” Regulation No. 995/2010, April 2013. Available at http://ec.europa.eu/environment/forests/timber_regulation.htm#products. Access verified May 29, 2013.
3. European Commission, “FLEGT Voluntary Partnership Agreements (VPAs),” June 2012. Available at http://ec.europa.eu/environment/forests/flegt.htm. Access verified April 18, 2013.
4. European Commission, “Issues Relating to the EU Timber Regulation Legal Framework For Which Guidance Should Be Developed,” 2010, Available at http://ec.europa.eu/environment/forests/pdf/guidance_document.pdf. Access verified April 18, 2013.
5. Seneca Creek Associates, LLC, “Illegal Logging and Global Wood Markets: The Competitive Impacts on the U.S. Wood Products Industry,” 2004. Available at
http://www.unece.lsu.edu/responsible_trade/documents/2003-2006/rt03_037.pdf. Access verified April 21, 2013.

6. Luca Tacconi, Illegal Logging: Law Enforcement, Livelihoods and The Timber Trade (London: Earthscan Forestry Library, 2007), page 167.

7. Paolo Cerutti and LucaTacconi, “Illegal logging and livelihoods,” Center for International Forestry Research, Working Paper No. 35, 2006.
8. World Growth, “Green Protectionism Forestry Report,” June 2010. Available at
http://worldgrowth.org/site/wp-content/uploads/2012/06/WG_Green_Protectionism_Forestry_Report_6_10.pdf. Access verified April 18, 2013.

9. Alexander Moiseyev et al., “Modeling the impacts of policy measures to prevent import of illegal wood and wood products,” Forest Policy and Economics, Vol. 12, No. 1, April 2010, pages 24-30.

10. World Growth, “Green Protectionism Forestry Report,” June 2010. Available at
http://worldgrowth.org/site/wp-content/uploads/2012/06/WG_Green_Protectionism_Forestry_Report_6_

10.pdf. Access verified April 18, 2013.

11. U.S. Fish and Wildlife Service, “Amendments to the Lacey Act from H.R.2419, Sec. 8204,” Undated. Available at
http://www.aphis.usda.gov/plant_health/lacey_act/downloads/background--redlinedLaceyamndmnt--forests--may08.pdf. Access verified April 18, 2013.
12. Henry Juszkiewicz, “Gibson’s Fight Against Criminalizing Capitalism,” Wall Street Journal, June 19, 2012.

13. Mohd Shahwahid, “Forest Certification in Malaysia,” Forest Certification in Developing and Transitioning Societies: Social, Economic, and Ecological Effects Symposium, New Haven, Conn., June 10-11, 2004. Available at http://www.yale.edu/forestcertification/symposium/pdfs/malaysia_symposium.pdf. Access verified April 18, 2013.

14. Peter H. May, “Cerflor: Brazilian National Forest Certification Program,” June 2006. Available at
http://encyclopediaofforestry.org/index.php/Cerflor:_Brazilian_National_Forest_Certification_Program. Access verified April 18, 2013.

 

 

 

 


Last modified on Monday, 29 July 2013 02:35

Leave a comment

Los campos indicados con (*) son requeridos.
Su direccion de email no sera publicada.

ARTÍCULOS POR FECHA

« August 2017 »
Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      
EL CLIMA EN NUESTRO PAÍS